RIGOLETTO

XXXII Temporada Lírica – Fuera de abono


RIGOLETTO

Ópera en tres actos de Giuseppe Verdi con libreto de F. M. Piave, según el drama Le roi s’amuse, de V. Hugo.
Estrenada en el Teatro La Fenice de Venecia, el 11 de marzo de 1851.

Producción musical Teatro Cervantes de Málaga
Producción escénica Teatro Villamarta de Jerez de la Frontera

Antonio Gandía   Duque de Mantua  
Juan Jesús Rodríguez   Rigoletto  
Sabina Puértolas   Gilda 
Felipe Bou   Sparafucile
Sandra Ferrández   Maddalena 
Monterone  por determinar             
Condesa de Ceprano   por determinar 
Giovanna   por determinar 
Marullo   por determinar 
Borsa  por determinar 
Paje   por determinar 
Un ujier  por determinar 

Orquesta Filarmónica de Málaga
Coro de Ópera de Málaga

Director de escena Franciso López
Director del coro Mar Muñoz
Director musical Arturo Díez Boscovich

Aunque Verdi ya había alcanzado éxitos notables con títulos como Nabucco, Ernani o Macbeth, con Rigoletto inicia la trilogía que se completa con La traviata e Il trovatore (1853) y que le haría definitivamente popular; obras del período medio de composición que afianzarían el estilo musical de madurez del genio de Busseto.
Son muchas las razones por las que esta ópera es determinante en el desarrollo de la producción verdiana y en el de la propia historia del género. Para Rigoletto –adaptación al italiano del francés rigoler (divertirse)– el compositor abandona los temas históricos y patrióticos en favor de otros más éticos y existenciales; los héroes habituales ya no son príncipes o guerreros, ahora son personajes marginales que representan al ser humano en toda su complejidad psicológica. Aquí Verdi da el papel principal a un bufón, un ser deforme al que le permite mostrar, a la vez, su cara más miserable y la más benévola. Por otra parte y por primera vez, el canto está al servicio del drama y no a la inversa. Se trata de la perfecta construcción de un potente relato sobre la escena, una historia sobre la opresión, sobre el desprecio del poderoso hacia el débil y sobre la violencia y dominación del hombre sobre la mujer. Temas que se presentan con valentía al público en 1851. Realismo y romanticismo se dan la mano en una partitura que contiene célebres arias –‘La donna è mobile’, ‘Questa o quella’, ‘Parmi veder le lagrime’ (duque de Mantua), ‘Caro nome’ (Gilda), ‘Pari Siamo’ (Rigoletto)–, dúos –‘È il sol dell´anima’ (Duque y Gilda), ‘Lassú in cielo’ (Gilda y Rigoletto)– o el sublime cuarteto ‘Bella figlia dell’amore’ (Duque, Gilda, Rigoletto y Maddalena).
Por su fuerza emocional el rol vocal de Rigoletto es uno de los grandes papeles de barítono del repertorio lírico que, aunque permite un gran lucimiento, requiere importantes facultades para la interpretación, ya que su evolución emocional es complejísima.     

(!) Uso de cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Necesitamos su consentimiento para poder hacer uso de las cookies que requieren su aprobación previa.
Para más información puede leer nuestra Política de cookies.