(!) Uso de cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Necesitamos su consentimiento para poder hacer uso de las cookies que requieren su aprobación previa.
Para más información puede leer nuestra Política de Cookies

P04. G. MAHLER y A. BRUCKNER

viernes, 30 octubre, 20.30 h.
sábado, 31 octubre, 20.00 h.
· Inicio venta · Precios Comprar entradas · Ver aforo
01 septiembre A 24€  B 18€  C 13€  D 9€ Aplicables descuentos habituales

Director MANUEL HERNÁNDEZ SILVA
– 
Rückert Lieder, G. Mahler
ZANDRA McMASTER mezzosoprano
– 
Sinfonía nº 7 en Mi mayor, WAB 107, A. Bruckner

> duración 1.40 h. (c/i)

Friedrich Rückert fue un estudioso de las lenguas orientales del siglo XIX que escribió poemas tanto siguiendo el estilo de idiomas de Asia como los cánones métricos románticos de la lírica germana, de la que Mahler escoge los textos para las cinco canciones que componen los exquisitos Rückert Lieder. Compuestos en los dos primeros años del siglo XX, época de tranquilidad y cierto equilibrio emocional en la vida del compositor, destilan la paz y serenidad de espíritu que encontró en su nueva villa de recreo en Maiernigg, donde compuso durante siete años con el sosiego que le producía la naturaleza del paraje circundante. Todas ellas son un ejemplo de la facilidad que tenía Mahler de provocar emociones complejas con melodías simples en apariencia. Es el caso de la primera en la que la música se convierte en vehículo de conexión con y "ante la presencia de un ser amado de quien se está absolutamente seguro, sin que entre esas dos almas sea necesario articular una sola palabra", como expresa el propio compositor. En estas canciones todo es efusiva ternura e íntimo lirismo; paradójicamente desprenden un sonriente pesimismo de complaciente tristeza. El ciclo llega a su punto culminante en Um Mitternacht en la que Mahler, aprovechando la forma simétrica del poema, expresa el sentimiento de soledad y de angustia del ser humano envuelto en la oscuridad de la noche. Fueron estrenados en Viena el 29 de enero de 1905 por el barítono Friedrich Weidemann acompañado por la Orquesta Filarmónica de Viena dirigida por el propio Mahler.
En Anton Bruckner encontramos a uno de los más destacados sinfonistas de la historia. Una marcada tendencia a la monumentalidad orquestal, la multiplicidad de temas y una diversificada instrumentación le llevan a obtener una gran densidad de volumen sonoro. Busca siempre la exaltación del acorde perfecto, desde su total convicción en el sistema diatónico wagneriano. Empezó a componer su Séptima Sinfonía en el otoño de 1881 para terminarla en el final del verano de 1883, no siendo prácticamente modificada después. Fue estrenada el 30 de diciembre de 1884 por Arthur Nikisch al frente de la Orquesta de la Gewandhaus de Leipzig, resultando el mayor éxito que tuvo Bruckner en vida. El discurrir melódico del Allegro inicial se hace patente en todo su desarrollo evolucionando en la alternancia de tonalidades. El Adagio es tenido como la página más emocionante de Bruckner, cuyo clímax situado en el compás 177 es inigualable en la historia del sinfonismo. Respecto al ritmo en compás ternario del Scherzo hay que decir que le da una misteriosa malignidad que se acentúa en su jadeante final. El último movimiento tiene una sólida estructura de sonata, terminando en una coda que metamorfosea con gran brillantez los temas surgidos a lo largo de todo este tiempo.

www.orquestafilarmonicademalaga.com

Accesibilidad | Mapa Web | Aviso Legal | Política de Cookies