(!) Uso de cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Necesitamos su consentimiento para poder hacer uso de las cookies que requieren su aprobación previa.
Para más información puede leer nuestra Política de Cookies

P02. M. MUSSORGSKY,
S. PROKOFIEV y
S. RACHMANINOV

viernes, 25 septiembre, 20.30 h.
sábado, 26 septiembre, 20.00 h.
· Inicio venta · Precios Comprar entradas · Ver aforo
01 septiembre A 32€  B 24€  C 17€  D 11€ Aplicables descuentos habituales

Director YOAV TALMI

Khovantchina (Obertura), M. Mussorgsky
Concierto nº 3 para piano y orquesta en Do mayor, Op.26, S. Prokofiev  
ALEXANDER KORSANTIA piano
– 
Sinfonía nº 2 en mi menor, Op.27, S. Rachmaninov

> duración 1.40 h. (c/i)

Estas tres obras del repertorio orquestal ruso dejan en el oyente la idea de cómo los compositores del gran imperio eslavo supieron situarse en el panorama musical de occidente con definida entidad. La obertura de Khovantchina, ópera que compuso Mussorgsky durante la década de los años setenta, sin que llegara a terminarla, está inspirada en hechos históricos del primer periodo del reinado de Pedro el Grande, en los que este zar reprimió las facciones contrarias a sus reformas, consolidando definitivamente su poder. Describe musicalmente de manera cadenciosa el amanecer en los aledaños del río Moscú, utilizando un motivo ruso precedido por imitaciones de cantos de pájaros, para llegar a una parte central en la que se barruntan los trágicos sucesos del argumento y terminar disolviéndose. El Concierto para piano y orquesta nº 3 en Do mayor, Op.26 de Prokofiev es sin duda una de las composiciones que reflejan mejor la creatividad de este gran músico ruso. Él mismo al piano lo estrenó en Chicago el año 1921 con escaso éxito. Posteriormente la aceptación de esta obra fue absoluta. El Allegro es introducido por un evocador Andante. De pronto, orquesta y piano centellean con un sonido en constante ebullición, para ir alternándose en un protagonismo de enorme virtuosismo con un final de abrumador impacto. El Tema con variazioni se inicia con un Andantino que es seguido por cinco variaciones, destacando la meditativa cuarta en la que el piano desarrolla unas trazas melódicas de enorme delicadeza. El fulgurante Allegro final viene a ser interrumpido por un tema lírico en la orquesta y desgarrador en el piano para dar lugar, después de un estremecedor diálogo entre ambos, a un final  inquietante de intensa sonoridad.
La Sinfonía nº 2 en mi menor, Op.27 de Rachmaninov fue escrita durante una estancia del autor en Dresde durante 1907, siendo estrenada en febrero del año siguiente en Petrogrado bajo su dirección. Puede considerarse como una obra que sigue los postulados sinfónicos de la escuela romántica rusa, cuyo mayor exponente es Tchaikovsky. En los distintos pasajes del extenso primer movimiento se desarrollan variados ritmos, armonías y efectos instrumentales, destacando sus dos temas fundamentales y la enérgica coda que lo culmina. El segundo es un Scherzo de gran fantasía y pletórica vitalidad estructurado en tema, contratema y reexposición con un largo crescendo final. El tiempo lento, Adagio, es una bella romanza de atractiva melodía y cuidado encaje polifónico. El Allegro vivace final aglutina un tema cíclico al que se le superpone un delicado canto típico de la voz creativa del autor, terminando con luminosa intensidad. Con esta obra Rachmaninov recuperó su autoestima como sinfonista y compositor al conseguir con ella el prestigioso Premio Glinka. Fue dedicada a su colega Sergei Tanéyev.

www.orquestafilarmonicademalaga.com

Accesibilidad | Mapa Web | Aviso Legal | Política de Cookies