(!) Uso de cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Necesitamos su consentimiento para poder hacer uso de las cookies que requieren su aprobación previa.
Para más información puede leer nuestra Política de Cookies

PROGRAMA 10. R. SCHUMANN y
G. MAHLER

viernes, 07 marzo, 20.30 h.
sábado, 08 marzo, 20.00 h.
· Inicio venta · Precios Comprar entradas · Ver aforo
02 septiembre A 36€  B 27€  C 20€  D 12€ Aplicables descuentos habituales

                                                                                                    INFORMACIÓN ABONOS

Director
MANUEL HERNÁNDEZ-SILVA

Barítono CARLOS ÁLVAREZ

Genoveva (Obertura), R. Schumann
Kindertotenlieder, G. Mahler
Nun will die Sonn' so hell aufgeh'n,... | Nun seh' ich wohl, warum so dunkle Flammen...
Wenn dein Mütterlein... | Oft denk' ich, sie sind nur ausgegangen... | In diesem Wetter! 

Sinfonía nº 4 en re menor, Op.120, R. Schumann
Ziemlich langsam - Lebhaft- (attacca:) | Romanze. Ziemlich langsam- (attacca:)
Scherzo. Lebhaft- Trio (attacca:) | Langsam- Lebhaft

Entre la vida y el arte existen vasos comunicantes. Los románticos nos lo recuerdan continuamente, y Schumann y Mahler, entre ellos, señalan las rendijas por las que aquélla se desliza en sus músicas.
Clara Wieck se casa con Robert Schumann el 12 de septiembre de 1840. Era una prometedora pianista que también componía. Schumann había irrumpido tardíamente en el mundo musical donde se había significado como autor de piezas pianísticas y crítico musical. La felicidad familiar de aquellos momentos se aúna en él con el convencimiento de que debía adentrarse en nuevos retos musicales. Primero serán los lieder y al año siguiente, 1841, la música sinfónica.
A finales de ese último año se estrena su segunda sinfonía que, revisada años más tarde, pasará a titularse Sinfonía nº 4 en re menor, op. 120. Después de terminar la primera había escrito en su diario: "Mi próxima sinfonía se llamará 'Klara', y la retrataré con flautas, oboes y arpas". Y Clara en el suyo: "Ayer empezó otra sinfonía. Hasta ahora no he escuchado nada de ella, pero a veces capto el sonido de un feroz re menor en la distancia y puedo ver, por el modo en que actúa, que será otra obra extraída de las profundidades de su alma". En pos de un ideal de coherencia, Schumann enlaza los cuatro movimientos y da preeminencia a unos materiales que reaparecen a lo largo de toda la partitura, de comienzo a fin. Esta base temática, presentada al inicio, es lo que se ha venido denominando el "tema de Clara". No tendrá mucho éxito la obra, como tampoco lo tendrá una década más tarde su ópera Genoveva, su horizonte entonces como creador. La obertura, sin embargo, está considerada hoy como uno de sus más finos trabajos orquestales.
Alma Schindler se casa con Gustav Mahler el 9 de marzo de 1902. Él ocupaba uno de los puestos musicales más prestigiosos de Viena: la dirección musical del Teatro de Ópera. Ella, a sus ojos, era la "chica más bonita de Viena", y poseía unas reconocidas dotes artísticas. También componía. Mahler en ese verano y los dos siguientes vive una feliz eclosión creativa que incluye la Quinta sinfonía (en cuyo célebre "Adagietto" ha querido verse una declaración de amor por su esposa), la Sexta (en donde incluyó, según sus propias palabras, el "tema de Alma") y los intensos Kindertotenlieder.
Las canciones para los niños muertos utilizan cinco poemas de Friedrich Rückert llorando a dos de sus hijos. Cuando Mahler terminaba la última de las canciones, concebidas para voz y orquesta, tenía ya dos hijas. Alma le pidió que no tentará a la Providencia. No sirvió de nada.

www.orquestafilarmonicademalaga.com

Accesibilidad | Mapa Web | Aviso Legal | Política de Cookies