(!) Uso de cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Necesitamos su consentimiento para poder hacer uso de las cookies que requieren su aprobación previa.
Para más información puede leer nuestra Política de Cookies

V MÁLAGA CLÁSICA

A LA ZÍNGARA / A LA ZINGARA

domingo, 04 junio, 19.00 h.
· Inicio venta · Precios Comprar entradas · Ver aforo
08 marzo 20 € No aplicables descuentos habituales

INFORMACIÓN GENERAL V MÁLAGA CLÁSICA
Teatro Cervantes 20 € único
Teatro Echegaray y Cine Albéniz 10 € único
Abono para todos los conciertos 50 €

I
Georg Philipp Telemann (1681-1767). Sonata ‘Gitano’, para flauta, violín y
bajo continuo en la menor, TWV 42:a4
Andrea Amat flauta / Salvador Esteve violín / Alberto Martos violonchelo /
Ambrosio Valero cémbalo

Ernő Dohnányi (1877-1960). Serenade para trío de cuerda en Do mayor, Op.10
Anna Margrethe Nilsen violín / Paul Neubauer viola / Øyvind Gimse violonchelo

I I
Johannes Brahms (1833-1897). Cuarteto para piano y cuerda no. 1
en sol menor
, Op. 25
Jesús Reina violín / Paul Neubauer viola / Øyvind Gimse violonchelo /
Tilman Krämer
piano

Este concierto concluirá con la interpretación de dos obras para violín y piano interpretadas por Jesús Reina junto al pianista Josu de Solaun, y la colaboración especial de los bailaores Antonio de Verónica y Saray Cortés.
  

El título ‘A la zíngara’ hace referencia al cuarto movimiento del Cuarteto de Brahms, con el que concluye esta quinta edición de Málaga Clásica. También es un término que remite a toda música inspirada en el estilo zíngaro o gitano, intensamente presente y desarrollado en Hungría, razón por la que la expresión ‘A la húngara’ ha sido utilizada como sinónima de aquélla por distintos compositores a lo largo de la historia. Aunque Dohnányi es húngaro, se puede apreciar igual (o mayor) influencia folclórica en la música de otros compositores como Brahms. Curiosamente, uno de los compositores húngaros más influenciados por la música folclórica, Béla Bartók, fue alumno de Dohnányi.
La improvisación es un elemento primordial en la música zíngara así como en la barroca, cuando la interpretación consistía, en gran medida, en crear espontáneamente sobre la anotación musical. Es un placer observar la fusión de ambas tradiciones (gitana y barroca) en la pieza de Telemann que abre el programa.

Accesibilidad | Mapa Web | Aviso Legal | Política de Cookies